[-]

Se encuentra usted aquí

Opinión

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Encuesta

¿Cómo considera la actuación de Nairo Quintana en el Tour de Francia?

Recomendado

recomendado

22/09/2018 - 08:53
Boca Junior y River Plate jugarán uno de los clásicos más importantes del mundo
24/09/2018 - 07:54
Aun no se tiene proyectado cuando se podrá reabrir. Las autoridades esperan para limpiar caída de material.
23/09/2018 - 12:00
Cabe recordar que este procedimiento es legal hacerlo en Colombia solo bajo tres condiciones ya delimitadas... se añadiría una más a la lista.

De las noticias a los documentos
Encuentre fácilmente licitaciones y contratos públicos en ColombiaLicita.com

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

19/09/2018 - 19:27
A sus 31 años, la empresaria, periodista y modelo brasileña Alice Matos atraviesa por su mejor momento de su carrera.
Miércoles, Julio 4, 2018 - 07:19

En 1994 nos creímos el cuento que podíamos ser campeones del mundo y no estrellamos en una de las peores decepciones deportivas en la historia de Colombia.

Sin embargo, 24 años después la diosa fortuna nos entregó una posibilidad real de llegar a la gran final y se nos esfumó como agua entre las manos.

El camino estaba expedito y era un lecho de rosas rumbo a la gloria, debíamos eliminar a una de las versiones más pálidas de Inglaterra de los últimos años.

No era esa misma poderosa de los años 90’s que enfrentamos en el Mundial Francia. No, esta Inglaterra era muy accesible pero dejamos pasar la gran oportunidad de nuestras vidas.

Después de ese triunfo venía en el camino Suecia, una escuadra de ‘clase media’ de Europa  a la que podíamos vencer.

En semifinal hubiésemos enfrentando a Croacia o Rusia, dos escuadras fuertes pero no invencibles.

Es un tanto masoquista recordar todo lo que pudo ser y no fue, como el viejo tango de Gardel: “La vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser”.

Se nos fue una oportunidad de oro de instalarnos en la gran final y ¿por qué no? levantar la Copa del Mundo en las narices de Brasil o Francia.

Pasarán 30 o 40 años antes que los astros se confabulen de tal manera para lograr ese momento glorioso. Tristemente dejamos la oportunidad más grande de toda nuestra sufrida historia.

- Software por Activisual -