[-]

Se encuentra usted aquí

Opinión

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Encuesta

¿Cuál equipo cree que será el campeón del Torneo FOX Sports?

Recomendado

recomendado

Foto: Internet
17/02/2019 - 14:54
Un estudio de la Contraloría determinó que cada año mueren 4 mil 500 personas por enfermedades respiratorias.
Foto: @SectorMovilidad
15/02/2019 - 19:46
Estas son medidas para contribuir desde la movilidad, con la Alerta Ambiental de Bogotá, Se modifica medida de Pico y Placa de manera transitoria.
Portafolio
15/02/2019 - 07:44
La zona del Magdalena Medio será el primer lugar donde se realicen las extracciones.

Chica Instagram de Hoy

Jueves, Septiembre 27, 2018 - 14:33

En el fútbol como en la vida, muchas de nuestras actuaciones están marcadas por códigos invisibles que direccionan nuestro camino.

En el fútbol son aquellas normas éticas que no aparecen en ningún reglamento pero que el buen futbolista o el buen técnico siempre respetan.

Pero siempre aparecen excepciones a la regla, tal es el caso del técnico Juan Carlos Osorio que rompió en mil pedazos los códigos del fútbol con sus declaraciones en Paraguay.

Uno no sabe quién está más loco, si Osorio ofreciéndose descaradamente como técnico de Colombia o la Federación Paraguaya que permite esta falta de respeto.

Al escuchar las palabras de Osorio, simplemente da vergüenza ajena, basta ponerse en los zapatos de un hincha paraguayo para darse cuenta que lo de Osorio no tiene presentación.

Lo nombran seleccionador de los paraguayos y no tiene la decencia de respetar su palabra, su firma en el contrato sino que sale a los cuatro vientos a vociferar que le encantaría dirigir a Colombia.

¡Hágame el favor!, estamos en el mundo del revés. Es una falta de respeto para el pueblo paraguayo que llegue un extranjero y les haga tremendo desplante.

Paraguay es uno de los equipos más fuertes de la región y para cualquier entrenador sería un honor estar ahí.

Sin embargo, para nuestro folclórico Juan Carlos Osorio es un puesto más porque su gran sueño es llegar a Colombia.

Lo que no sabe nuestro simpático coterráneo es que en el Federación Colombiana ya se están cansando de sus ofrecimientos.

Allegados al ente futbolístico manifiestan que Osorio es un poco “intenso” y más se está pareciendo a la novia fea que acosa a su amado.

Señor Osorio, ya está muy grandecito para estar feriando su nombre al mejor postor. Usted es un profesional y debe comportarse como tal, está en un país futbolero como Paraguay donde puede hacer historia.

Aproveche la oportunidad que le da la vida y no ande buscando trabajo en Colombia. Tal vez adelante le llegue su oportunidad, paciencia y por ahora mejor quédese por allá.

Paraguay es una gran plaza para trabajar y no merece que su seleccionador esté mirando para otro lado.

- Software por Activisual -