Argentina destronó a Brasil en el Maracaná

Una pelea generalizada en la tribuna en la que estaban concentrados los hinchas de la Albiceleste atrasó el inicio del clásico,

Foto: Caracol

El partido entre Brasil y Argentina, por la fecha 6 de las Eliminatorias Suramericanas, que debía jugarse este martes en el estadio Maracaná, de Río de Janeiro, empezó con media hora de retraso por incidentes en las tribunas. 

Una pelea generalizada en la tribuna en la que estaban concentrados los hinchas de la Albiceleste atrasó el inicio del clásico, llevó a los jugadores argentinos a retirarse al vestuario ante su incapacidad para contener los ánimos. 

Los campeones mundiales, con Messi a la cabeza, intentaron contener el enfrentamiento entre hinchas argentinos y la policía de Río de Janeiro, pero, ante sus esfuerzos sin frutos, prefirieron regresar a los vestuarios a la espera de una solución.

Los hinchas argentinos se quejaron del trato recibido por la Policía de Brasil e incluso, el portero argentino Dibu Martínez se metió a defender a sus compatriotas. 

Lea también:

Al final, el partido comenzó con casi 30 minutos de retraso y se espera reporte tanto de la Policía como de la Conmebol.

Cabe recordar que la última vez que las dos potencias suramericanas se enfrentaron en suelo brasileño, el partido no se pudo completar porque las autoridades sanitarias de Brasil entraron al campo para detener a jugadores visitantes por haber violado, supuestamente, el protocolo de covid-19. 

El partido, del que solo se jugaron siete minutos, nunca se reanudó y en las estadísticas oficiales quedó como si nunca se hubiera disputado. 

Victoria de Argentina

Lionel Messi logró una meta más en su carrera de ensueño, ya que su Argentina venció 1-0 a Brasil este martes en el mismísimo Maracaná de Rio de Janeiro y puso fin al histórico invicto como local de los pentacampeones del mundo en eliminatorias de Conmebol, para recuperar el liderato de las mismas.

El encuentro, que tuvo un retraso de casi media hora debido a incidentes entre aficionados y la policía en las gradas del mítico inmueble, se definió con un golazo de cabeza del defensa Nicolás Otamendi en el minuto 63 luego de superar con salto a los centrales brasileños.

Con el histórico triunfo, los vigentes campeones del mundo cierran el 2023 en lo más alto de las eliminatorias sudamericanas, con 15 de 18 puntos posibles; mientras que Brasil cayó hasta el sexto lugar con siete unidades en seis cotejos, concluyendo así un año para el olvido.

La eliminatoria sudamericana de Conmebol para el Mundial de 2026, que da seis cupos directos y otro más a la repesca, hará una pausa de casi un año y se reiniciará en septiembre de 2024, después de que se celebre la Copa América.

Violencia en el inicio del partido

En cuanto terminó la ceremonia de los himnos nacionales, comenzó una pelea entre los aficionados de Brasil y Argentina en las gradas del Maracaná, ya que, el operativo de seguridad desplegado en el estadio no dividió a los seguidores visitantes de la hinchada local.

Los hechos provocaron la intervención policiaca, quienes únicamente controlaron con agresiones a los aficionados argentinos, ante la mirada de los jugadores de la Albiceleste, quienes decidieron marcharse al vestidor como protesta, aunque 27 minutos después decidieron regresar al terreno de juego para disputar el encuentro y posteriormente llevarse la victoria.

About The Author