Atalanta con Muriel espera de nuevo una victoria en Serie A

A las 12 del día los de Bérgamo esperan vencer a Genoa en esta fecha 29.

AFP

El impulso de Atalanta de terminar por entre los primeros cuatro equipos de la Serie A (SA) por cuarta vez consecutiva recibió otro golpe tras caer por 1-0 ante la Roma en la jornada pasada — un resultado que extendió su racha a solo una victoria en sus últimos siete partidos de liga (E3, P3). Teniendo un partido menos que su rival en esta jornada, el Atalanta tiene la oportunidad de estabilizar el barco, pero el hecho de que no ha anotado en cuatro de esos siete encuentros anteriores significa que no hay garantía de que logre un buen resultado.

El Gewiss Stadium fue el escenario de una apasionante victoria por 3-2 sobre el Bayer Leverkusen en el contexto europeo a mitad de semana, pero el jugar en casa ha sido una desventaja para “La Dea” hasta ahora — ha conseguido solo 17 puntos como local en la liga, pero ha ganado 30 fuera de casa. Algo que podría aumentar sus posibilidades de lograr un triunfo es la presencia del entrenador Gian Piero Gasperini, que conoce bien a su rival, el Génova — los dirigió en 297 encuentros en todas las competiciones, y ha perdido solo uno de sus 11 choques como entrenador del Atalanta frente a ellos (G7, E3).

En cuanto al Génova, un equipo que está amenazado por el descenso, todo tipo de historia está en juego aquí. En primer lugar, su racha actual de seis empates de liga (cuatro de ellos sin goles) significa que podría convertirse en el segundo equipo del siglo XXI en empatar siete partidos consecutivos en la SA. En segundo lugar, con su única victoria esta temporada en la tercera jornada, el Génova podría empatar el récord de la tercera racha más larga sin victorias en la historia de la máxima categoría italiana, ¡ya que actualmente acumula 25 partidos sin sumar de a tres (E15, P10)!

Cada vez es más difícil ver cómo el segundo peor anotador de la liga (22) podría evitar el descenso, y en el caso de que su estadía de 15 años en la SA llegue a su fin, resultaría irónico si el entrenador de Atalanta, Gasperini — quien los devolvió a primera división en la 2007/08 — pueda poner otro “clavo en el ataúd” en este choque.