Carlos Alcaraz ganó y clasificó a octavos del China Open

El China Open invirtió mucho dinero para contar con los mejores tenistas del mundo. Alcaraz debutó con Yannick Hanfmann, un rival difícil.

Cortesía.

La inversión que ha hecho la organización del China Open con la presencia de ocho ‘top10’ en el cuadro ya trae sus frutos. Siete de ellos, el último Carlos Alcaraz, han pasado la criba inicial y se encuentran en octavos. Sólo se cayó del cartel Stefanos Tsitsipas, derrotado por Nicolás Jarry.

Habían pasado 21 días desde la última vez que Alcaraz se había vestido de corto para jugar un partido oficial. Fue en las semifinales del US Open que cedió a manos del ruso Daniil Medvedev.

Esta vez jugaba por primera vez en China, en el torneo de la capital, de categoría 500. Al murciano le había tocado debutar con un rival rodado como Yannick Hanfmann, el 53 del ranking y que venía de pasar la previa con convincentes triunfos ante los serbios Dusan Lajovic y Miomir Kecmanovic, indicó Marca.

Lea también:

Alcaraz durísimo

Hanfmann, a sus 31 años, presumía de cuatro partidos ganados ante ‘top10’, tres de ellos en el presente curso: Taylor Fritz y Andrey Rublev (Roma) y Stefanos Tsitsipas (Mallorca Championships).

Carlitos, que cerró un tanteo de 6-4 y 6-3, ganó el sorteo y eligió restar para intentar sorprender de entrada al gigante de Karslruhe. A la organización se le olvidó encender la luz durante el calentamiento en la majestuosa central bautizada como diamante.

A poco metros de distancia se encuentra la pista Lotus, en la que Rafael Nadal se proclamó campeón olímpico en los Juegos de 2008.

Los aficionados chinos gritaban el nombre de Alcaraz, pero eso le daba igual a Yannick, que sólo tiene un 60 por ciento de capacidad auditiva.

El número dos mundial tardó tres juegos en romper el saque de su adversario. Hanfmann juega al todo o nada y entró en un carrusel de errores no forzados (31 en total) que fue aprovechado por su verdugo.

El alemán iba camino de perder su quinto partido en el cuadro principal de un torneo en superficie dura esta temporada.

A Carlitos le valía con mantener su servicio para anotarse la manga inicial. Entonces, llegó la reacción de su adversario, que volvió a firmar las tablas a dos en el marcador. Los fallos prevalecían sobre los tiros ganadores y los restos dominaban a los saques.

Al español se le escaparon las tres primeras bolas de ‘break’ para 3-2. No falló en la cuarta. Después, disfrutó de un 4-2 y 15-40. En un visto y no visto, el resultado era de 4-4. Finalmente, decantó a su favor el set.

La cuarta rotura de Alcaraz llegaría en el tercer juego de la continuación. Parecía la sentencia.

El pupilo de Juan Carlos Ferrero suma ya 59 victorias en 2023, el que más, al igual que en títulos (6), que le mantienen vivo en el objetivo de acabar el ejercicio con el liderato ATP.

About The Author