Cristiano Ronaldo espera guiar al United de nuevo a la victoria contra los Spurs

El defensor Dávinson Sánchez podría jugar ante los ‘Diablos’ en Old Traford.

AFP

Los jugadores del Manchester United deben dejar de lado sus dudas sobre la incertidumbre de quién será su nuevo entrenador mientras Old Trafford presenta sus respetos al único entrenador irlandés del club, Frank O’Farrell, quien murió el domingo. Después de que los expertos acusaran al United de rendirse durante su reciente derrota por 4-1 en la Premier League (PL) ante el Manchester City, ahora es el momento de que el equipo despierte para así seguir con su objetivo de terminar entre los cuatro primeros de la clasificación.

Sin embargo, la situación es preocupante ya que varios jugadores estarían considerando abandonar el equipo — incluyendo Marcus Rashford — por lo que existe cierto grado de recelo entre los fanáticos de los ‘Red Devils’. Una racha invicta de cuatro partidos en la liga jugando como local y el no haber encajado en tres de esos choques generan optimismo, pero desconfiará de la visita del Tottenham después de perder dos de los últimos tres partidos ante ellos en Old Trafford, recibiendo un promedio de 3.33 goles por partido en ese lapso.

Este partido tiene una importancia adicional para las aspiraciones de ambos elencos de meterse en los cuatro primeros lugares de la clasificación, ya que el Tottenham — ahora a dos puntos del Manchester United con dos juegos en la mano después de la paliza de 5-0 del lunes al Everton — podría superar a su rival de esta ocasión si gana en este choque. Esa victoria sobre el Everton fue una forma ideal de recuperarse de su eliminación en la FA Cup ante el Middlesbrough y va encaminado en una buena dirección, ya que ha perdido solo uno de sus últimos cuatro choques de Premier League.

Sin embargo, el Tottenham sigue siendo inconsistente en condición de visitante y es que sus últimos cinco partidos de liga fuera de casa registran tres victorias después de anotar más de 3 goles, pero también dos derrotas sin poder anotar después de una primera mitad sin goles. Esos altibajos son exactamente lo que el entrenador de los ‘Spurs’, Antonio Conte, debe eliminar si quiere terminar con éxito su desafío de terminar entre los cuatro primeros, o como él lo expresó, para convertirlos en un equipo «estable».