Hansel consiguió una beca en un colegio de Estados Unidos

Cuando tenía seis años se le cayó una pared encima y perdió un brazo, ahora jugará en la NCAA y sueña con la NBA.

Imagen registrada por Google

Hansel Emmanuel Donato, nació en República Dominicana hace 18 años y su amor por la naranja fue hereditario Su papá, Hansel Salvador Donato, fue basquetbolista profesional y siempre le inculcó la pasión por el juego, y los conocimientos para sobresalir en él.

El talentoso niño se crio en uno de los barrios más humildes y carenciados de Santo Domingo y una tarde cuando jugaba con otros chicos cerca de una pared muy vieja, decidió subirla, pero esta no soportó el peso y se derrumbó.

El talentoso niño se crio en uno de los barrios más humildes y carenciados de Santo Domingo y una tarde cuando jugaba con otros chicos cera de una pared muy vieja, decidió subirla, pero esta no soportó el peso y se derrumbó.

Estuvo dos horas atrapado entre los escombros Nadie podía sacarlo Hasta que llegó su padre, que encontró la fuerza del amor parental para rescatarlo y llevarlo al hospital con celeridad.

Cuando llegaron a la sala de emergencias los doctores se dieron cuenta que los tendones de su brazo izquierdo estaban destrozados y había que amputarle la extremidad ante la imposibilidad de reconstruir sus graves heridas, Pero su derecha era todo lo que necesitaba. Poco a poco empezó a entender cómo usarla y no precisó de más ayuda. Entrenó incesantemente y, gracias a su altura y gran capacidad física, empezó a captar la atención del mundo.