Huila fue la sede de la ‘Clásica Nacional Futuras Estrellas’

140 ciclistas de algunos municipios de Colombia disputaron la competencia, la ‘Clásica Nacional Futuras Estrellas’.

Huila fue la sede de la ‘Clásica Nacional Futuras Estrellas’

Imagen cortesía de Héctor Triviño

Llegaron al Huila a competir 410 ciclistas de muchos algunos departamentos/municipios de Colombia como Cundinamarca, Boyacá, Huila, Tolima, Valle, Meta, Casanare, Cauca, Nariño, Antioquia, Santander.

Te puede interesar: Alexander Obando buscará cupo a la maratón de Boston por tercera vez

El lugar de concentración, Natagaima y Aipe, lugares donde comenzó esta calurosa carrera ciclística, en Neiva se disputó la última etapa. A los ciclistas solamente los acompaño el tremendo solazo que estuvo siempre sobre los 32 y más grados bajo la sombra; fueron 3 etapas infernales.

Primera etapa

El día 25 de agosto, fue la primera etapa, de Aipe a Neiva, para las niñas 16 kilómetros, para los niños 21 kilómetros simultáneamente se corría para las otras categorías de Natagaima a Neiva 58 kilómetros. En estas dos etapas se destacaron los ciclistas Juan ‘El Coco’ Serna, Rómulo Cedeño, David Arias Rojas, Esteban Mejía y Manuel Peñaloza.

Contrarreloj

El 26 de agosto, se corrió la etapa contrarreloj individual desde Rivera, Huila hasta Riverita, solamente 6 kilómetros bajo 33 grados al rayo del sol, una etapa demasiado corta y poco y nada alcanzó a modificar la clasificación general.

Algunos subieron, otros bajaron en la clasificación como Jerónimo Calderón, Shafit Talero, Esteban Mejía, Juan Bernal, Camila Quiceno, Laura Amaya, Sorley Quesada, Danilo Medina, Santiago Barahona, Juan Artunduaga, Ana Kamila Castro, Nahely Erazo, Juan José Parra Astroza y Laura Amaya.

El 27 fue el mejor día para muchos, especialmente para los ‘calentanos’ que si saben correr con el sol encima, para los ‘rolos’ que no aguantan estas temperaturas tan altas, fue un día muy regular. Otra vez se vio lo de siempre, los ciclistas que usan el uniforme negro sufrieron mucho porque este color retiene y concentra el sol y causa un sofoco con bochorno que casi hace llorar de desespero al corredor, luego viene la sed y la carera se hace cada vez más larga.

Los otros corredores que usan uniformes claros o blancos, son los que más disfrutan porque su color claro repele el sol. Además, son muy frescos para correr.

Este largo circuito por las vías de Neiva brindó mucho espectáculo y se vio muchísimo público animando a sus corredores y clubes favoritos en todas las categorías que compiten a altas velocidades por ser todo terreno plano, aquí los velocistas y rematadores son los que dominan la carrera.