Marruecos construirá megaestadio para la final del Mundo

Marruecos no cesa en su lucha por ser la sede de la final de la Copa del mundo que compartirá con España y Portugal.

Cortesía.

Marruecos no se rinde. Ya han anunciado la construcción de una megaestadio llamado Casablanca, el cual se levantará en Benslimane, tendrá una capacidad de 113.000 personas y será la propuesta marroquí para disputar la final de la Copa del Mundo 2030.

La aguerrida competencia por ser la sede de la final entre las naciones de Portugal, España y Marruecos (sobre todo entre estas últimas dos) se libera en el campo de la opulencia y el aforo de los estadios.

España ha propuesto (y espera) que la final se dispute en el Camp Nou de Barcelona o el Santiago Bernabéu de Madrid. Sin embargo, la última palabra no se ha dicho y la FIFA parece estar considerando la posibilidad de que sea Marruecos quien gane la pelea.

Lea también:

De hecho, la insistencia marroquí en recibir la final, quizá parta de esa posibilidad que flota en el ambiente de los organizadores del evento de fútbol más importante del mundo.

La obra, el monumental estadio Casablanca, tiene un presupuesto previsto que ronda los 450 millones, así lo indicó As «el acuerdo de colaboración entre el Gobierno de Marruecos y el Fondo de Depósito y Gestión destinará más de 450 millones para levantar este nuevo y modernísimo recinto, que será el más grande de África y el segundo más grande del mundo».

Cabe destacar que el principal requisito exigido por la FIFA para que cualquier estadio sea sede de una final del Mundo es que tenga un aforo superior a los 80.000 espectadores. Tanto los estadios españoles de Barcelona y Madrid cumplen con esta regla; Marruecos a su vez espera lograrlo al concluir el colosal Casablanca.

About The Author