[-]

Se encuentra usted aquí

Deportes

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Encuesta

¿Cuál equipo cree que es el más opcionado para llegar a la Final del Fútbol Colombiano?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

22/05/2019 - 20:50
La sensual modelo llamó la atención del público masculino por ser una de las candidatas para ser la novia del Mundial de Rusia 2018.
Foto: Internet
Lunes, Octubre 8, 2018 - 11:18

Un 9 de octubre de 1967 se apagó la luz de sus ojos y nació la leyenda del Che Guevara.

Ese día las balas asesinas de los militares bolivianos terminaron con la vida del revolucionario argentino en las agrestes montañas de  la Higuera en Bolivia.

El reloj marcaba la 1:10 de la tarde cuando sonó esa ráfaga que partió en dos la historia del continente.

El Ché fue el alma de la Revolución Cubana junto a Fidel Castro y también luchó en el Congo y en Bolivia donde fue asesinado por el Gobierno de ese país en compañía de los gringos que desde hace un buen tiempo estaban pidiendo su cabeza.

El otro Ché

Muchos conocen las gestas de Ernesto el Ché Guevara pero pocos saben que también era un enamorado por el fútbol.

Aunque era oriundo de Córdoba y luego vivió algún tiempo en Buenos Aires, se hizo hincha del Rosario Central.

Muchos allegados al Ché afirman que lo hizo como una forma de rebeldía para no pertenecer a los tradicionales equipos de la gran capital como River Plate y Boca Juniors.

Juan Martín Guevara, hermano del Ché, es uno de los que corrobora esta historia de amor entrañable por Rosario Central.

"Lo que puedo contar es lo que me dicen mis hermanos, porque yo tenía 15 años de diferencia con Ernesto, cuando tenía 5, él tenía 20", explicó risueño al recordar que él era el más pequeño de los cinco hijos que tuvieron Celia de la Serna y Ernesto Guevara Lynch.

"No era un hermano mayor, sino un amigo", manifestó hace algunos años Juan Martín casi al borde del llanto. Ç

"Ernesto era de Rosario Central. Vi a Rosario Central jugando en Buenos Aires porque él me llevaba. Además le gustaba el box y el rugby, era una furia, siempre se superaba", señaló.

"Nunca estuve peleado con sus ideas, es un orgullo, nunca estuve en contra, hubo situaciones en las que no fue cómodo ser hermano del Che", agregó.

"El Che no es neutral. No es un asesino", dijo para recordar su visita a La Higuera, el lugar donde mataron al Che en Bolivia. "No vuelvo más a la Higuera porque hay muchas mentiras ahí y te quieren vender de todo".

TODO UN DEPORTISTA

Allegados al Ché Guevara manifestaron que el revolucionario en su tiempo practicaba ajedrez, alpinismo, atletismo, béisbol, ciclismo, fútbol, golf, natación, rugby, clavados, tenis de mesa, pesca deportiva, tiro deportivo y softbol.

El deporte le ayudaba a combatir sus problemas de asma crónica. Otra de sus pasiones fue el ajedrez.

El estilo de juego del Che era intuitivo, nada de rebuscamientos teóricos, ni apegado a los libros de apertura, prefería el juego táctico, basado en movimientos activos, audaces, pero claros, sobre base firme, le gustaba el juego de ataque al juego posicional.

“El ajedrez es un educador del raciocinio pues define los valores de análisis, concentración y autocontrol que caracteriza muchas veces el carácter de todo aquel que lo juega o practica”, manifestó en su momento el Ché Guevara.

- Software por Activisual -