Se encuentra usted aquí

Siga las emociones del Giro de Italia 2021

Internacional

Minuto a Minuto

Encuesta

¿A qué equipo colombiano le irá mejor en la Copa Libertadores 2021?

Miércoles, Marzo 3, 2021 - 09:41

El negocio del narcotráfico no paró en medio de la pandemia por COVID-19, lo que si se quebraron fueron las empresas y las microempresas en todo el mundo mientras hacen esfuerzos grandes por volver a recuperar la economía en medio de la nueva realidad. 

La Agencia Antinarcóticos (DEA) en su Evaluación 2020, reveló un duro panorama mundial y en el que mostró que los grupos criminales mexicanos controlan “la mayor parte del mercado de las drogas en Estados Unidos".

También informa que han establecido diversas rutas de transporte, evolucionado en sus capacidades de comunicación y mantienen una fuerte filiación con grupos criminales y pandillas. Lo más grave es que la mayoría del narcotrafico entra por la frontera del sur.

Los principales puntos de entrada de la heroína proveniente de México son California, Texas y Arizona, mientras que Nueva York es el mercado más significativo para esta droga, y un centro de distribución en el país.

Casi 70% de las muertes por sobredosis de Drogas en el país, en 2018, estuvieron ligadas a un opioide, según el reporte.

 Además habla que las organizaciones transcriminales mexicanas “han establecido laboratorios clandestinos en México para la síntesis de fentanilo”.

La DEA a detectado un incremento en las operaciones de producción de píldoras y tabletas de fentanilo.

Fronteras 

Los narcotraficantes mexicanos son responsables “de la producción y tráfico, a lo largo de la frontera suroeste, de una abrumadora mayoría de la heroína disponible en Estados Unidos” 

Según lo informó el Universal, Las autoridades temen que lo barato del fentanilo derivará con toda seguridad en un aumento del tráfico de esta droga y que podría suplantar al mercado de la heroína en polvo en diversos mercados de Estados Unidos.

 La heroína de origen mexicano representó 92% del total de heroína analizada por el Programa Heroine Signature (HSP). Es el séptimo año consecutivo que México es ubicado como principal fuente de origen de la heroína detectada en Estados Unidos.

En particular, la DEA señala que el Cártel de Sinaloa y el Jalisco Nueva Generación están incrementando la producción de fentanilo, tanto en polvo como en píldoras.

En cuanto a la marihuana, el informe sostiene que México sigue siendo “la fuente extranjera más significativa” en Estados Unidos, aunque subraya que en los mercados estadounidenses, “la marihuana ha sido suplantada en gran medida por marihuana producida de forma doméstica”, una tendencia quizá ligada con la legalización del consumo en diversos estados del país.

Los narcos mexicanos son, también, los principales productores y proveedores de metanfetaminas de bajo costo y un elevado grado de pureza en EE.UU.

“La mayoría de organizaciones transcriminales mexicanas están involucradas en el tráfico de metanfetaminas, lo que ha derivado en una mayor competencia entre los diferentes grupos”, dice el informe.

La DEA prevé que “la producción doméstica de metanfetaminas seguirá cayendo” debido al bajo costo y alto nivel de pureza de la mexicana.  

Otras drogas

Sobre la cocaína, el informe señala que Bolivia, Colombia y Perú fueron los principales países productores en 2019, con Colombia a la cabeza tanto en cultivos como en producción.

Las organizaciones criminales mexicanas, en este caso, controlan el tráfico de esta droga a Estados Unidos y la DEA prevé que la situación no cambiará porque los cárteles mexicanos están muy bien posicionados y mantienen el dominio en la distribución. 

En 2019, la cantidad de cocaína confiscada en Estados Unidos se incrementó.

De acuerdo con la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza, las confiscaciones a nivel nacional se incrementaron 70%, aunque bajó ligeramente la cantidad de droga confiscada en la frontera sur, de 10 mil 662 kilogramos  en 2018, a 10 mil 653 en 2019.

2020 - HSB Noticias