[-]

Se encuentra usted aquí

Columnistas

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Encuesta

¿Cree que la Selección Colombia de Fútbol ganará la Copa América?

Foto: FCF

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

22/05/2019 - 20:50
La sensual modelo llamó la atención del público masculino por ser una de las candidatas para ser la novia del Mundial de Rusia 2018.
Domingo, Marzo 17, 2019 - 15:03

En todo entorno siempre existirán las manzanas podridas, aquellos elementos que lejos de aportar dañan y perjudican a otros. En todos los aspectos de la vida siempre se encontrará la persona tóxica que es un mal líder, esa que con sus acciones divide y se convierte en una mala influencia para una Institución.

Son fáciles de detectar, pero es muy complicado lidiar con estos, pero es muy necesario cortar de tajo con estas influencias antes que contaminen a otros pues si no se hace se puede tener todo un cesto podrido.

Este es el caso de Johan Arango en Independiente Santa Fe, un jugador indisciplinado, con actitudes nocivas y quien ha dejado en claro que lo que menos le interesa es sacar adelante un proyecto deportivo.

Escasos destellos de técnica y poca presencia goleadora lo tienen en el ojo del huracán y a esto se le suma los escándalos en los que es protagonista, el futbolista tiene más actos de indisciplina que goles en la presente temporada con Independiente Santa Fe así algunos traten de ocultar su falta de profesionalismo.

Lo que cuesta creer y hasta parece inadmisible es que se contrate a una persona con semejantes antecedentes y se cuente con este tipo de jugadores para un proceso serio. Johan Arango puede ser excelente como persona, para quienes lo conocen, pero como deportista deja muchas dudas y sus noches y días de celebraciones ocasionales no solo lo dejan mal parado sino además comprometen a la Institución en la que juega o por lo menos en la que está inscrito.

- Software por Activisual -