[-]

Se encuentra usted aquí

Columnistas

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Encuesta

¿Cuál es su concepto del funcionamiento del VAR durante la Copa América?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

22/05/2019 - 20:50
La sensual modelo llamó la atención del público masculino por ser una de las candidatas para ser la novia del Mundial de Rusia 2018.
Lunes, Marzo 28, 2016 - 15:11

“Y al final lo único que repetía es ¡Lo pude hacer, lo pude hacer!  Y lloramos con Valentín Gamboa y Luis Fernando Rozo (q.e.p.d.). Sabía que había hecho historia”, recordó Luis Fernando López el marchista nariñense, que después de cuatro años y siete meses, la  Federación Internacional de Atletismo le confirmó que oficialmente había obtenido la medalla de oro del Campeonato Mundial de Mayores Daegu (Corea) 2011, convirtiéndose así en el primer atleta colombiano en obtener un título mundial, logro que alcanzó luego, Caterine Ibargüen en Moscú 2013 y Beijin 2015. El Tribunal de Arbitraje Deportivo confirmó que los rusos Valery Borchin Y Vladimir Kanaikin, ganadores de las medallas de oro y plata, hicieron trampa, compitieron dopados y procedió a despojarlos de las preseas y modificó la clasificación, ubicando al nariñense, que fue tercero, en el primer lugar.

López, quien por ahora solo piensa en hacer realidad su sueño de obtener una medalla olímpica en Rio de Janeiro, solo atinó a decir, “gracias”, en medio de la sencillez y humildad que lo caracterizan. “Creo que es un error de las autoridades que regulan el tema del dopaje, ¿Por qué esos controles antidopaje no sucedieron antes de la competencia?”, se pregunta, el ahora campeón mundial de marcha en la distancia de 20 kilómetros. Su entrenador Luis Fernando Rozo, quien lloró a su lado después de cruzar la meta en Daegu, falleció sin saber, que la gloria alcanzada, aquel 29 de agosto de 2011 era mucho más grande y aunque la noticia, que  es sin duda ,lo más extraordinario que hasta ahora le ha sucedido en su carrera como deportista, el pastuso Luis Fernando López hubiese querido celebrar trepado en el primer cajón del podio, en aquella ya  lejana tarde de agosto.

Este pastuso de 36 años de edad, que abnegadamente ha trabajado en busca de la gloria, la misma que le había sido hasta ahora esquiva, recuerda que la primera vez que estuvo cerca de obtener una medalla en una competencia orbital fue en el 2009, en el marco del Campeonato Mundial de Berlín. “Hasta el kilómetro 17 estaba en el podio y tal vez la falta de roce internacional me llevó a cometer ciertas desatenciones de táctica, de emociones” insiste.

Hoy, la justicia que cojeó durante cerca de cinco años, le otorgó el premio que se había ganado con sacrificio,  pulcritud y en franca lid. Quizás la emoción no sea la misma, quizás esa sensación de sentir que la piel se te eriza cuando se entonan las  notas del himno de la patria, mientras altivo las escuchas subido en el primer cajón del podio; no sea la misma que recibir, un frío documento oficial, que te otorga un título que te habían robado, pero la gloria, sigue siendo igual. Felicitaciones a nuestro primer campeón mundial de atletismo.

Javier Alveiro Arcos

Etiquetas: 
- Software por Activisual -