Se encuentra usted aquí

Vida Moderna

Minuto a Minuto

EN VIVO

Foto: Referencial
05/09/2020 - 15:17
Vea cómo avanza en tiempo real, la propagación del COVID-19; número de casos, muertes y altas por regiones.

Encuesta

Le gusta la llegada del técnico Reinaldo Rueda a la Selección Colombia?

Miércoles, Febrero 3, 2021 - 15:09

Diego Armando Maradona quien falleció el 25 de noviembre de 2020 no descansa en paz y es que siguen apareciendo nuevos datos reveladores de cómo fueron los últimos minutos del crack argentino y también de los momentos posteriores a su muerte.

Todo esto en medio del tremendo líos que está el neurocirujano, Leopoldo Luque, luego que salieron a la luz audio y mensajes de whatzap que cruzaron con la psicologa, Agustina Cosachov en Olivos.

Ahora la nueva en romper el silencio fue la cocinera del futbolista, Romina Milagros Rodríguez, y quien era conocida como Monona.

La cocinera estuvo en la vivienda donde 'El Diez' se instaló después de la operación en la cabeza y decidió hablar con “El show de los escandalones”, el programa de Rodrigo Lussich.

Monona manifestó “Era divino, como un chico a veces, nos reíamos, bailábamos, lo retaba”.

La cocinera contó que inició trabajando para la familia durante los fines de semana y con la cuarentena obligatoria cambió a tiempo completo.

“Había que llevarlo, con su mal humor, si no quería comer, no comía, tenía sus horarios, era todo como él quería”, dijo la cocinera que al lado del fútbolista su seguridad, el sobrino, su secretario y su masajista.

Monona manifestó que el sabía todo lo que pasaba en su casa “se hacía el boludo, pero sabía todo porque él me decía todo en la cara. ´Yo los voy a dejar correr hasta donde yo quiera, pero después les corto las piernas´, me decía”.

La mujer contó frente a cámaras que no era la misma con Dalma y Gianinna que con Jana: “Las hijas sí estuvieron, siempre, Gianinna cuando la llamabas, siempre estaba, pero con Jana era otro vínculo, no era lo mismo, no era tan pegada. Se quedaba a dormir pero era distinto el trato. Dalma hablaba mucho por teléfono por el tema del COVID. Pero todos los hijos estuvieron presentes”.

Rocío Oliva aclaró “Terminaron y ella no fue más, mientras yo estuve en la pandemia, no estaba”.

En lo que respecta a Verónica Ojeda y su hijo destacó “Dieguito iba siempre, lo adoraba. Le cambiaba el humor automáticamente cuando entraba el nene, le encantaba verlo”.

La última noche de Mardona fue estremecedora y luego de conocerse su muerte ella estuvo como loca.

“Me dijo que no quería comer, pero le llevé unos sándwiches y un té. Dicen que no comió, pero es mentira, comió uno porque yo los contaba. Quería estar solo, quería descansar”.

El 25 de noviembre, dijo: “Lo único que recuerdo es el conteo, que no quiero ni acordarme, el ‘1,2,3, vamos, Monona’, fue muy fuerte. No hubo manera de reanimarlo”.

Agregó “Estaba la enfermera y el de seguridad haciéndole RCP; es mentira que la psiquiatra se lo hacía porque no sabía cómo se hacía. Y después me decían a mí que le hiciera respiración. ´Yo no’, dije. A mí me daba impresión, no podía. Me decían: ‘Dale, Monona, hacelo, cuando yo te digo, 1.2.3′. Era una locura, ese conteo quedó en mi cabeza por días”.

Recuerda que llegaron muchas ambulancias a la casa y que en un momento una médica dijo que no se podía hacer nada más. “Para mí él dijo: ´Ya está, basta de todo´”, lanzó Monona.

 

 

 

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/LyhbAuBYfyg" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe>

 

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/9_klaIL4nu0" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe>
2020 - HSB Noticias