PSG con Messi espera liderar una nueva victoria en Ligue 1

El partido será a las 2 de la tarde donde los parísinos buscarán tres puntos y evitar sorpresas.

AFP

La temporada aún no ha terminado para el Angers, que se encuentra cinco puntos encima de la zona de descenso antes de esta jornada, con 18 puntos aún en juego. Después de una racha de tres partidos sin ganar (E2, P1), una victoria ayudaría a reducir los temores por el descenso, aunque se enfrenta al líder de la liga, el París Saint-Germain, un equipo que se adjudicaría su décimo título de la Ligue 1 si vence al Angers y el segundo clasificado, el Marsella, tampoco derrota al Nantes.

El objetivo del Angers será arruinar la fiesta y consolidar su posición en la tabla, pero sus 13 derrotas consecutivas en enfrentamientos ante este rival demuestran por qué parte como “no favorito” según las apuestas. El equipo anfitrión ha tenido al menos algo de éxito en sus ocho partidos como local en la Ligue 1 esta temporada en los que ha cargado con ese rótulo (G2, E2, P4), aunque la realidad es que ha sido incapaz de marcar más de un gol en diez de sus 11 últimos partidos en casa.

Esa incapacidad para marcar más de un gol será una gran preocupación si se tiene en cuenta que el PSG ha salido victorioso por un margen de al menos cuatro goles en tres de los últimos cinco enfrentamientos entre ambos conjuntos. El elenco parisino también ha superado un hándicap de -2 en tres de sus cinco últimos partidos de la Ligue 1, por lo que puede ser una cuestión de cuántos goles le meta el PSG a la defensa del Angers.

El pasado fin de semana, los parisinos se limitaron a marcar dos goles en su victoria por 2-1 en «Le Classique» contra su acérrimo rival, el Marsella, un resultado que situó al equipo de Mauricio Pochettino al borde de convertirse en el equipo más laureado de la historia de la liga francesa junto con el St Étienne. Sin embargo, a pesar de las diferencias que existen sobre el papel, el PSG no tiene garantizada la victoria, ya que ha perdido tres de sus cuatro últimos partidos de la Ligue 1 fuera de casa (G1), y ha recibido diez goles consecutivos como visitante.