Verstappen voló y venció en el Gran Premio de Japón

En el próximo GP de Qatar (8 de octubre) se podría producir otra fiesta: 3 puntos separan a Verstappen del título.

Cortesía.

Max Verstappen arrasó. No tuvo rival, una vez más este año. Volvió a la normalidad en el mítico circuito de Suzuka al volante de su Red Bull RB19 para aplastar a todos sus rivales con una facilidad inmensa. El GP de Japón fue el ejemplo perfecto de lo que ha sido esta temporada para el neerlandés, un paseo en toda regla. Max ganó ante el doblete en el podio de McLaren, con Norris 2º a 20” del neerlandés y Piastri en la tercera posición, estrenándose en el podio de la F1.

Verstappen logró la victoria, el punto de la vuelta rápida y ello, unido a la pesadilla que vivió Pérez, que abandonó, le hizo gritar el esperado «Jaque mate» al mexicano. El bicampeón del mundo ya tiene fecha para su primera opción de volver a coronarse, y de mientras, con su triunfo le entregó el Mundial de Constructores a Red Bull con 6 citas aún por celebrarse. Están en otro planeta. 

Lea también:

Verstappen, a 3 puntos del título

En el próximo GP de Qatar (8 de octubre) se podría producir la otra fiesta: al neerlandés le vale con sumar 3 puntos en Losail para finiquitar el título. Es decir, le vale con ganar en Losail para levantar su tercer cetro a falta de 5 citas. Incluso podría ganar el título en la carrera sprint del sábado, con 6 carreras de antelación, muestra de su enorme superioridad, como la que exhibió este domingo. Max pudo comerse un ramen, leer un cómic o jugar al Mario Kart mientras pilotaba en Suzuka. Ganó con 19 segundos de ventaja sin sufrir lo más mínimo. 

Max solo tuvo que defenderse de Piastri en la salida para evitar cualquier problema. Centrarse en el australiano le dio alas a Lando Norris, quien intentó arrebatarle esa primera plaza por el exterior de la curva 1, pero Max se hizo fuerte y no cedió. A partir de ahí, fueron 53 vueltas de honor para Verstappen. 

McLaren también fue protagonista

Por detrás, McLaren no se complicó la vida para aprovechar el segundo mejor coche de la parrilla en Suzuka y celebrar un doblete magnífico en el podio. Piastri paró primero y eso hizo salir a Norris por detrás, con rueda más fresca tras su primera entrada a boxes. Ahí, el equipo fue rápido y claro para evitar riesgos.

Sainz pudo ser 4º en este GP, pero se vio comprometido por salir detrás de Charles, al que debían priorizar. Pero sobre todo, se vio perjudicado por una mala decisión estratégica de Ferrari.

En su segunda parada, después de que Lewis Hamilton entrara a boxes, en lugar de cubrir posición replicando la estrategia del inglés, Ferrari mantuvo en pista al español demasiados giros. Quizás esperaban la salida de un coche de seguridad, en busca de una sorpresa que no llegó.

El caso es que tomar ese riesgo le hizo perder fuelle con Leclerc y el puesto con Hamilton. Terminó pasando a Russell, pero su ventaja de goma respecto a Lewis no fue suficiente y se tuvo que conformar con una 6ª plaza que sabe a poco.

Tablas de posiciones, escuderías y pilotos

About The Author