Atlético de Madrid querrá dar la sorpresa ante Real Madrid en el Bernabéu

Este domingo a las 3 de la tarde se dará inicio al ‘derbi madrileño’ que promete chispas.

AFP

La jornada dominical de LaLiga Santander se cierra con el 169.º derbi capitalino en Primera entre el Real Madrid (G89, E40, P39), líder, y el Atlético de Madrid, actual campeón. Es el segundo derbi más repetido en la historia de la máxima categoría del balompié español, solo superado por el derbi barcelonés. El equipo blanco encadena nueve victorias oficiales y persigue la séptima consecutiva en LL, que haría dar al conjunto de Carlo Ancelotti un gran paso hacia su 35.º título liguero.

El Real Madrid llega pues al choque contra su vecino en el mejor momento de la temporada. Los blancos, que en 2021 registran una sola derrota como locales en LL (2-1 vs Levante, 30 de enero), han puntuado en cada uno de sus últimos cinco derbis en casa contra el Atleti en el campeonato doméstico (G2, E3). En los últimos tres partidos de esa serie, el Real Madrid dejó su portería a cero, pero nunca ha enlazado cuatro duelos ligueros frente al Atleti sin encajar goles.

Sumar los tres puntos en el gran derbi madrileño es más crucial que nunca para el Atleti, que en la última jornada cayó in extremis ante el RCD Mallorca en el Wanda Metropolitano (ATM 1-2 RCDM). Si bien ha disputado un partido menos, el equipo rojiblanco está a diez puntos del líder, por lo que este derbi es una auténtica final para la escuadra del Cholo Simeone. A domicilio en LL, el Atleti ha marcado al menos dos goles en siete de sus últimos ocho compromisos, y es el equipo con el tercer mejor registro como visitante antes de la 17.ª jornada del presente campeonato (14/21 ptos – G4, E2, P1, +5).

Los últimos derbis entre los gigantes madrileños han tenido marcadores bajos, pero en el de este domingo podría haber una gran producción goleadora: ha habido más de 2.5 goles en el el 67 % de los partidos del Atleti en LL 2021-22, porcentaje solo superado por el Real Madrid (69 %). La enorme solidez defensiva que caracterizaba a los colchoneros parece haber desaparecido, y el cuadro de Simeone aún no ha dejado su portería a cero como visitante cuando casi se ha alcanzado el ecuador del campeonato. ¿Quién lo hubiera imaginado?