Ciclismo: La clásica de ruta en Cota, Cundinamarca

En la modalidad de ruta estuvo presente el talento del altiplano cundiboyacense, bogotanos y santandereanos.

Ciclismo: La clásica de ruta en Cota, Cundinamarca

Fotos: Héctor Triviño

En la modalidad de ruta estuvo presente el talento del altiplano cundiboyacense, bogotanos y santandereanos.

El campeón de Sopo, Camilo Monroy, vino a correr a competir, ganar y lo logró con muchos méritos, se ganó la cronoescalada al Alto de Zorros. Muy inteligentemente, cuidando fugados y marcando a rivales de peligro, logró ganar hoy la carrera siendo el campeón del año 2022, de segundo quedó Luis Nicolás Román y tercero, Luis Sánchez.

Te puede interesar: Llega la Media Maratón de Sopó

Mérito especial tiene el corredor Camilo Torres, del Club Kronos quien tuvo que perseguir al lote puntero durante toda la carrera, un premio a la Combatividad para él.

Camilo Torres, de Sopo, Cundinamarca, es un excelente escalador y lo demostró al ganar merecidamente esa ardua y calurosa carrera de Cota Cundinamarca.

De Boyacá a Cota

Brandon Vargas, es un ciclista escalador que vive en Tinjacá, Boyacá y pertenece al ‘Club Arcabuco de Ciclismo’, vino solo, sin equipo y en una curva todo el lote lo encajonó y nunca pudo salirse de esa incómoda posición, pero se le vio mucha madera para disputar la cronoescalada, donde quedo a pocos segundos del ganador.

De Cota para Cundinamarca

Federico Medina corrió y demostró condiciones, un nuevo corredor nacido en Cota, Cundinamarca. Es buen escalador y lo demostró subiendo a la ‘Cueva de los Zorros’ en Cota. En el circuito no fue su gran día y el lote lo cortó en una curva y le toco terminar la carrera persiguiendo a todo el lote puntero.

A esta carrera de Cota vinieron corredores de toda la altiplanicie Cundiboyacense, además de bogotanos y santandereanos que hicieron la delicia de los asistentes a la prueba que por primera vez se realizó en plena zona industrial de Cota, esta vez fue en la Vereda de Parcelas.

La Carrera de Cota se hizo con 150 corredores y una pequeña competencia de yincanas para niños solamente, siempre llegaban unos 130 niños de varias categorías a correr, de todos los municipios aledaños y la gran mayoría eran de Bogotá. Este año sin dar explicaciones al público en general, pues decidieron quitar las 5 categorías para niños y ellos quedaron muy desilusionados por este penoso hecho.