Fuerte pelea en la NBA entre Green y Jordan Poole

Golden State Warriors se han convertido en el centro de la actualidad en la NBA tras el puñetazo de Draymond Green a su compañero Jordan Poole durante un entrenamiento.

NBA

Un comportamiento impropio se vio en la NBA para una de las grandes estrellas de la Liga. Draymond Green, campeón cuatro veces del anillo y en una ocasión mejor defensor del año, golpeó a su compañero Jordan Poole en medio de uno de los entrenamientos.

Sin embargo, no es la primera vez que pasa en la historia: Michael Jordan, Anthony Davis, Bobby Portis… se han enfrentado con alguno de sus compañeros delante de las cámaras durante un partido o a puerta cerrada en un entrenamiento.

Tensión en los Golden State Warriors, esto después del video filtrado en el que muestra una pelea entre los basquetbolistas Draymond Green y Jordan Poole, justo en medio de una práctica del equipo, recordemos que los equipos ya juegan la pretemporada de la NBA.

En dicho video se les ve hablando mal entre ellos, luego se vuelve físico. Green se acerca a Poole y se enfrenta a él. Poole empuja a Green con 2 manos al pecho. Green, que mide 1.98 y pesa 230 libras, responde con un feroz derechazo cruzado a la cara, tan fuerte que derriba a Poole.

Green luego se para sobre Poole mientras sus compañeros de equipo y entrenadores se apresuran a alejarlo. Parece que Poole estuvo bien, porque continuó practicando, lanzando tiros en la cancha.
El gerente general de los Warriors, Bob Myers , apareció para minimizar el incidente y dijo: «Estas cosas suceden. A nadie le gusta. No lo aprobamos, pero sucede». Continuó: «Draymond se disculpó con el equipo. Jordan estaba allí en la sala, en cuanto a cualquier suspensión, castigo, multa, lo manejaremos internamente».

También te puede interesar: Así va la pretemporada de la NBA

“Fue antes del primera anillo, en la temporada 1989-90. Nuestros entrenamientos eran ultra intensos porque Phil Jackson ponía a Jordan en el equipo de los suplentes y a mí y a Scottie Pippen en el de los teóricos titulares. Y Jordan quería ganar y los entrenamientos eran… surrealistas: puñetazos, peleas… Increíble, de verdad. Menos mal que no había tantos periodistas ni redes sociales como ahora. Will era muy grande, y ahora es mi amigo, pero en aquella jugada puso un bloqueo muy duro a Jordan y este pidió repetir la jugada y lo volvimos a hacer y entonces Michael va a por él y… BOOM. Un puñetazo tremendo. Y se acabó porque agarramos rápido a Will, no queríamos que hiciera daño a Michael Jordan por mucho que este supiera cuidarse solito… Al día siguiente Will llegó al avión del equipo con un ojo totalmente morado”, así lo contó Horace Grant, miembro también de aquel vestuario.