Altibajos de la Fórmula 1 en Las Vegas

Unos de los atractivos de este circuito urbano reside en ver cómo los monoplazas corren por algunos de los puntos más famosos de la ciudad.

Foto: Venetianlasvegas.

El día de la Fórmula 1 en Las Vegas por fin ha llegado. Este fin de semana, la Fórmula 1 se suma al espectáculo de la ‘Ciudad del Pecado’ con el objetivo de conquistar al público americano y convertir esta competición en un deporte de culto en Estados Unidos. De hecho, ‘Liberty Media’, la empresa que tiene los derechos comerciales de la F1, ha hecho una apuesta enorme para conseguirlo. Han invertido más de 500 millones de dólares en la construcción del trazado y en adaptar los servicios de la ciudad para esta carrera. Una gran inversión que parece que no está generando las expectativas esperadas.

El primer escollo viene dado por los altos costes que engloban todo el Gran Premio. Se han tenido que rebajar los precios de las entradas para la carrera, ya que a falta de 3 días para que empiece el espectáculo, aún no se han vendido muchas de ellas. Además, los descuentos también se han tenido que aplicar a los alojamientos y restaurantes, que han visto como la baja demanda hacía peligrar sus ingresos esperados para este fin de semana.

Encima, parece que la F1 no ha tenido el recibimiento esperado por parte del público estadounidense, a pesar de las diversas series que han producido plataformas como Netflix sobre este deporte, con ejemplos como: «Drive to survive» o la esperada Netflix Cup de golf, programa donde competirán algunos de los golfistas más conocidos junto a algunos pilotos de la parrilla como Carlos Sainz o Lando Norris.

Lea también:

Poca emoción

Uno de los motivos de las bajas expectativas puede derivar de la poca emoción que genera una competición donde ya están definidos tanto el ganador del Mundial de pilotos, Max Verstappen, como el de constructores, con Red Bull. El gran dominio de la escudería austriaca y del piloto neerlandés, que puede conseguir su decimoctava victoria de la temporada, han permitido que para estas dos últimas carreras solo queden por definirse algunas posiciones de las clasificaciones finales.

Y por si esto fuera poco, los pilotos tampoco lo van a tener fácil para adaptarse a este nuevo circuito. La decisión de correr de noche, un horario que coincide con el pico de actividad de la ciudad, ha puesto en el punto de mira a las temperaturas esperadas para la carrera. Se espera que los termómetros ronden los 10 grados. Sin duda, los pilotos tendrán grandes problemas para mantener sus neumáticos en una temperatura óptima.

Fórmula 1 en Las Vegas

Quizás, el gran atractivo de este circuito urbano reside en ver como los monoplazas corren por algunos de los puntos más famosos de la ciudad del entretenimiento, como la fuente del hotel Bellagio o La Esfera recubierta por más de 1 millón de luces LED. Sin embargo, el trazado tampoco queda exento de dudas. Preocupa mucho la primera curva del circuito, que es muy cerrada a la izquierda, ya que si añadimos el problema de la temperatura de los neumáticos, el inicio de carrera puede ser catastrófico.

A pesar de todo, el GP de Las Vegas está destinado a convertirse en una de las citas más espectaculares del calendario de la F1. Además, correr en esta ciudad es una apuesta de largo plazo. El contrato estará vigente hasta 2032, y ‘Liberty Media’ está convencida de que podrá convertir este evento en uno «tan bueno como la Super Bowl». De momento, todo es una incógnita.

About The Author