Hoy se cumplen 20 años de la tragedia del Deportivo Cali

Herman ‘Carepa’ Gaviria y Giovanni Córdoba, dos habituales titulares en el Cali, de Quintabani, fallecieron en aquella jornada que lleno de luto al balompié colombiano.

Cali

Hace 20 años ocurrió uno de los capítulos más tristes en el fútbol colombiano. Llenos de nostalgia se recuerdan los hechos del 24 de octubre de 2002 en la sede de Pance. Era un jueves cualquiera de entrenamiento para el Cali, preparando lo que sería la siguiente jornada del campeonato. En horas de la tarde, los jugadores se disponían a una nueva sesión bajo las órdenes de Óscar Héctor Quintabani, entonces entrenador del cuadro vallecaucano.

Todo transcurría con normalidad hasta que la torrencial lluvia se hizo presente y con ella una tormenta eléctrica de las que son habituales por esta época del año. Mientras se disputaba un partido entre titulares y suplentes, un estruendo paralizó el entrenamiento, provocando que todo el plantel se lanzara al suelo como instinto por el rayo que acababa de caer sobre el campo de juego.

Una vez se sintieron a salvo, los jugadores del Deportivo Cali se levantaron, excepto dos de ellos, Herman ‘Carepa’ Gaviria y Giovanni Córdoba, dos habituales titulares en el equipo de Quintabani. Inmediatamente miembros del cuerpo técnico y compañeros se acercaron a los dos futbolistas, que se encontraban inconscientes tras el impacto.

“Gaviria estaba un poco separado del grupo y la descarga le cayó a él. Los zapatos le estallaron, quedó un agujero en el piso y el pasto que lo rodeaba se quemó completamente”, contó el técnico Quintabani al respecto de lo sucedido. “Yo estaba a unos 20 metros de Gaviria y apenas cayó boca abajo corrí hacia él para reanimarlo. Lo di vuelta y noté que le salía sangre y humo por la nariz. Le grité, pero no reaccionaba”, agregó en una entrevista para Télam, en Argentina, hasta donde llegó la fatal noticia que se hizo mundial en cuestión de horas.

“Se escuchó un estruendo muy fuerte, pero yo no sentí nada físicamente. De golpe, vimos caer a varios jugadores. Gaviria se tumbó fulminado y Córdoba, que estaba como a 30 metros, dijo que iba a socorrerlo, pero dio unos pasos y se derrumbó”, agregó.

También te puede interesar: Camila Osorio debuta en el WTA 125 de Tampico

Desde 2002 no hay año en el que el Cali no recuerde a sus ídolos tanto en el estadio como en las redes sociales. Cuando se acerca la fecha, se acostumbra a hacer un minuto de aplausos en nombre de Herman Gaviria y Giovanni Córdoba, que 20 años después de la tragedia siguen en la memoria no solo de la afición verdiblanca, sino de todo el fútbol colombiano, que no olvida aquella tarde trágica en la sede deportiva de Pance.