MotoGP: el italiano Bagnaia remontó el liderato en Indonesia

El piloto italiano aprovechó la caída de Jorge Martín cuando rodaba en solitario en la primera posición y ahora le saca 18 puntos en MotoGP.

Cortesía.

El italiano Francesco «Pecco» Bagnaia (Ducati Desmosedici GP23) se adjudicó la victoria en el Gran Premio de Indonesia de MotoGP que se disputó en el circuito de Mandalika y recupera el liderato en la clasificación provisional del mundial.

El piloto italiano aprovechó la caída de Jorge Martín cuando rodaba en solitario en la primera posición y ahora le saca 18 puntos al del Pramac Racing.

Con «Pecco» Bagnaia en el podio estuvieron el español Maverick Viñales (Aprilia RS-GP) y el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1).

El italiano Luca Marini (Ducati Desmosedici GP22) ya salió a pista sabiendo que su primera «pole position» de MotoGP iba a servir de poco, pues tendría que cumplir con la penalización impuesta por Dirección de Carrera de una «vuelta larga» tras el percance que protagonizó en la India y en el que su propio compañero de equipo, Marco Bezzecchi, acabó por los suelos, indicó Sport.

Lea también:

Martín se lució, pero terminó cayendo en MotoGP

El interés inicial se centró en saber qué salida harían tanto Jorge Martín desde la sexta plaza, como su rival por el título y vigente campeón, Francesco «Pecco» Bagnaia (Ducati Desmosedici GP23), que salía decimotercero. El español en la segunda línea con el transalpino en la quinta. Pronto quedaron resueltas todas las dudas pues Jorge Martín salió como un auténtico misil para colocarse líder a final de recta, del sexto al primer puesto, perseguido por Maverick Viñales (Aprilia RS-GP), aunque Bagnaia no le anduvo a la zaga pues ascendió hasta la novena posición en el primer parcial y antes de concluir la primera vuelta ya era sexto.

Jorge Martín impuso un ritmo de vuelta rápida que en apenas dos giros les otorgó a él y a Viñales casi dos segundos de ventaja, en tanto que por detrás Bagnaia dio buena cuenta del propio Binder, del francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) y del español Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), para ponerse tercero e intentar alcanzar a la pareja de cabeza.

Luca Marini, sabedor de que debía cumplir con la «vuelta larga» si no quería «llevársela» a Australia, recuperó su moto y cumplió con la sanción antes de regresar a su taller.

Poco después fue Brad Binder quien tuvo que cumplir con la misma sanción de «vuelta larga» que se le impuso por conducción irresponsable minutos antes, cuando tiró al suelo a Luca Marini, por lo que pasó de la quinta plaza que ocupaba a la décima.

About The Author